La traducción al hebreo de Concierto Barroco

Mi primer encuentro con Concierto Barroco fue en 1976, siendo yo un joven estudiante de matemáticas en la Universidad Simón Bolívar de Caracas. Junto con una formación científica de primer nivel, esta institución también me proporcionó una excelente educación humanista, que incluía un amplio conocimiento de la literatura latinoamericana y del mundo de la música en sus diversos estilos, tanto clásicos y como populares. A Carpentier y su obra, así como la de otros autores latinoamericanos que eran para mí desconocidos hasta entonces, los llegué a conocer en un curso dictado por el profesor Efrain Subero, a quien recuerdo clara y agradecidamente. 

Emigré a Israel en 1977, y se dio la casualidad que para esa época la música y la literatura latinoamericanas despertaban un gran interés en el país. Muchos lectores descubrieron entonces con entusiasmo las obras de Jorge Luis Borges y de los escritores del "Boom", gracias al excelente trabajo de algunos talentosos traductores. A fines de la década de 1980, Isaiah Austridan, quien recientemente había traducido Cien años de Soledad de García Marquez, tradujo al hebreo algunos de los libros de Carpentier. Entre las obras que se publicaron en aquel entonces se encontraban las grandes novelas como El Siglo de las Luces y El Reino de este Mundo, así como la colección de cuentos Guerra del Tiempo. Por alguna razón y a pesar del buen trabajo de Austridan, estas traducciones no lograron popularizarse, de manera que Carpentier y sus obras siguen siendo casi desconocidos entre los lectores hebreos. Durante muchos años vi en la traducción de Concierto Barroco al hebreo una especie de misión personal que quedaba pacientemente esperándome. Finalmente, después de más de cuarenta años de haber llegado a Israel, la misión se ha realizado. Espero haber dado la talla en esta tarea tan ardua.

Quien sienta curiosidad, puede ver y oír una breve muestra del texto de Carpentier, traducido al hebreo, apretando aquí

© 2020 by Leo Corry.